Catálogo / Editorial Periférica / Largo recorrido

Una puerta que nunca encontré

Wolfe, Thomas
traducción: Juan Sebastián Cárdenas
editorial: Periférica
colección: Largo recorrido
novela
15,50 €

ISBN:
9788492865543
Páginas:
104
Formato:
21 x 13,5 cm
Primera edición:
2012
Idioma:
spa
Idioma original:
eng

A pesar de haber sido escrita antes que El niño perdido, William Faulkner (uno de los grandes lectores de Wolfe) consideraba Una puerta que nunca encontré «su continuación natural».

Aparece también aquí el hermano perdido, aunque son otros los verdaderos protagonistas de la novela: el padre muerto y la casa familiar; los rudos conductores que atraviesan Estados Unidos de noche con sus camiones repletos de mercancías y un millonario harto de su acomodada vida; los espléndidos y singulares estudiantes de una universidad inglesa y un misterioso personaje que, inmutable, observa cada día el mundo tras una ventana…

Pero, sobre todo, «protagoniza» estas páginas extraordinarias el narrador, un Thomas Wolfe que, como él mismo confesaría, dibujó aquí todo su entusiasmo, toda su confusión y todos sus anhelos juveniles (sin saber que moriría poco después, y aún joven).

Octubre de 1931, de 1923, de 1926, el mes de abril de 1928: un viaje en el tiempo por las estaciones clave en la naturaleza del país y por cuatro momentos esenciales en la vida del autor que muchos lectores reconocerán como parte de su propia vida.



Wolfe, Thomas

Wolfe, Thomas

Thomas Wolfe nació en Asheville en 1900 y murió en Baltimore a los treinta y ocho años, víctima de la tuberculosis. Considerado como uno de los más importantes narradores norteamericanos de la primera mitad del siglo XX, y admirado por sus coetáneos: de William Faulkner —quien dijo de él que era el mejor escritor de su generación— a Sinclair Lewis —que incluso lo citó en su discurso de recepción del Premio Nobel—, su huella es evidente en varios autores de la Generación Beat y puede rastrearse en algunas obras de Philip Roth o Gordon Lish, entre muchos otros.

Wolfe comenzó escribiendo obras de teatro en la Universidad de Carolina del Norte, para pasar luego a Harvard y estudiar dramaturgia en 1920. Cuatro años después empezó a enseñar él mismo en la Universidad de Nueva York. Su novela El ángel que nos mira (1929) obtuvo gran resonancia en su país y en buena parte de Europa. Le siguieron otras obras de igual envergadura, como Del tiempo y el río (1935), muy popular en España durante una época, o las póstumas The Web and the Rock (1939) y You Can’t Go Home Again (1940). Aunque estas cuatro obras han sido consideradas, en distintas ocasiones, parte de esa suerte de patrimonio mundial llamado Gran Novela Americana, Wolfe es recordado especialmente por sus piezas maestras en formato breve, como El niño perdido (1937), que tuvo varios versiones, o aquellas otras que, junto a ésta, fueron reunidas en 1941 en el volumen The Hills Beyond.

Periférica publicará durante los próximos años algunos de sus títulos más singulares.




0comentarios


moderado a priori

Este foro está moderado a priori: tu contribución no aparecerá hasta haber sido validada por la administración del sitio.

  • (Para crear párrafos, deja líneas vacías.)

¿Quién eres? (opcional)
  • [Conectarse]